Saltar al contenido

Bestiario Dragones y Mazmorras

Bestiario dungeons and dragons

Un bestiario propiamente dicho es una colección de fábulas sobre animales ficticios. En este caso hablaremos sobre uno de los mayores Bestiarios de los universos ficticios.

En Dragones y Mazmorras el universo abarca más de 300 fieras bestias (lo cierto es que no me parado a contarlas todas…) de las cuales en juegos de roles vamos a presentaros algunas de más icónicas a las que podremos enfrentarnos con nuestros heroicos compañeros

BESTIAS DE DRAGONES Y MAZMORRAS

Ilícidos

Los Ilícidos son conocidos como los azotamentes (ahora lo entenderás). Estas bestias habitan en su mayoría en la antípoda oscura, son bipedos y de estructura humanoide pero de su rostro surgen cuatro tentáculos como extremidades independientes. 

Ilicidos Dungeons and Dragons

En el tablero de juego enfrentarse a un Ilícida siempre es un reto. Su tremenda inteligencia conjunto a sus capacidades telepáticas hacen de él un rival a temer. No disponen de capacidades físicas extraordinarias pero son capaces de dominar las mentes más débiles y confusas. Nuestra recomendación es enfrentarse a ellos en el cuerpo a cuerpo y por sorpresa. Suelen ir acompañados de un par de esclavos pero lamentandolo mucho, es improbable que logreis salvarlos sin matarlos ya que os atacarán fervientemente dado su yugo telepático.

Si quieres saber las características concretas de los Ilícidos puedes leer nuestra sección “Cómo vencer a las bestias más peligrosas de D&M”

Basilisco 

El basilisco es una bestia común tanto en la superficie como en las profundidades, lo cierto es que un advenedizo aventurero y tu compañía no debería tener muchos problemas para poder huir de este rival pero otro gallo canta si la intención es vencerlo (cosa más habitual en nuestros tableros ya que suele ser guardián de algún que otro tesoro), su cuerpo reptiliano consta de ocho gruesas y cortas piernas que le permiten lanzarse con fiereza a distancias cortas. Si os soy sincero, huir es la mejor opción frente a esta bestia pero si no queréis seguir nuestra recomendaciones lo más importante es tener una regla clara: no mirarle a los ojos. Sus ojos, verdes pálido (como lo se será un misterio que guardo) petrifica a todo aquél que los mira y por ello la lucha se vuelva tediosa. Si sois un Drow, un Orbe de oscuridad os vendría de fábula.

Si quieres saber las características concretas de los Basiliscos puedes leer nuestra sección “Cómo vencer a las bestias más peligrosas de D&M”

Mimetos

Los mimetos son probablemente la especie más odiada de todos los aventureros de Dungeons & Dragons. Esta especie de dudoso origen, se rumorea que pudieron ser la creación de un mago tiempo atrás olvidado, es capaz de transformarse en objetos atractivos para sus presas de forma que las pueda apresar para alimentarse. Todo aventurero experimentado después de sufrir penurias por mazmorras infestadas de bestias ha ido a recoger su tan preciado cofre para darse cuenta al acercarse que era una bestia dentada que espera una presa incauta. Lo cierto es que no suelen ser criaturas de difícil victoria a menos que te encuentre con ellas de sorpresa. Suelen estar rodeadas por una progenie camuflada que puede emboscar a la presa y resultará demasiado tarde huir, nuestra recomendación en este caso es cautela. Nunca sabes qué cofre o baúl puede ser un Mimeto.

Si quieres saber las características concretas de los MImetos puedes leer nuestra sección “Cómo vencer a las bestias más peligrosas de D&M”

Quimera

Podríamos decir que las Quimeras en Dragones y Mazmorras son una raza realmente particular. Su genética se compone de tres animales: Un Dragón que le provee de una cabeza y cuerpo reptiliano con enormes alas, una cabeza macho cabrío con enormes cuernos y una cabeza de león con afilados dientes. A pesar de compartir cuerpo no lo hace así con las mentes y por ello la cabeza dominante determina la vida y estilo de cada una de las quimeras. 

Si es el león forzará la convivencia en manadas si es el dragón optará por el individualismo y si es la cabra por el nomadismo. Las cabezas se alimentan cada una del alimento que les corresponde, así pues puede alimentarse tanto de carne como de vegetales. Es ambicioso , inteligente y feroz. Las tres cabezas trabajan a uno y suelen ser acaparadores de tesoros. De esta lista probablemente sea de las bestias más temibles.  

Como indicaciones deciros que la cabeza de dragón escupe fuego, la de león desgarra con sus dientes y garras y la cabra es capaz de embestir y cornear a sus rivales todo ello con una coordinación perfecta entre cuerpo y cabezas.

Si quieres saber las características concretas de las Quimeras puedes leer nuestra sección “Cómo vencer a las bestias más peligrosas de D&M”

Cubo de Gelatina

¿Qué amenaza puede suponer un cubo de gelatina? Lo cierto es que para los primerizos puede parecer ser un rival a batir asumible pero sus capacidades de combate superan toda objetividad. Si, a un basílico o a un gigante le puedes hacer sangrar, pero ¿Qué haces con una gelatina?.

Si estás pensando en despedazarla, mala idea, los daños físicos (como los eléctricos) le deshacen convirtiéndolo en pequeños Cubos Gelatinosos y aumentando su número.

Si piensas huir que sea en campo abierto, es capaz de filtrarse a través de cualquier apertura y su afán por alimentarse de carne y hueso es ilimitable. Por cierto, cuidado con tocarlo. Su ácido produce quemaduras realmente mortales.

Si quieres saber las características concretas de los Cubos Gelatinosos puedes leer nuestra sección “Cómo vencer a las bestias más peligrosas de D&M”

Contempladores

Aquí viene una de las bestias más repugnantes de todos los Reinos Olvidados, el Contemplador (o Beholder) es una cabeza, si, una cabeza, de unos 10 centímetros con multitud de tentáculos aberrantes con ojos en sus extremidades.

Este rival a batir es ya perro viejo en los enfrentamientos en Dragones y Mazmorras pero lo cierto es que con las planificación adecuada no os resultará demasiado complejo poder enfrentarnos a él.

Lo más importante cuando os enfrentais es conocer sus habilidades mágicas, su ojo principal proyecta un espacio de antimagia en forma de cono que incapacita cualquier habilidad mágica por lo que nuestros compañeros mágicos es mejor que se mantengan fuera de ese espacio, por contra, el resto de sus ojos varían sus poderes mágicos dependiendo de la región, el tipo de contemplador, edad, etc. por lo que cada enfrentamiento es diferente al anterior. Son inteligentes y malvados así que no dudeis en asestar el golpe mortal a menos que necesitemos robarle su vida para cumplir vuestros objetivos.

Si quieres saber las características concretas de los Contempladores puedes leer nuestra sección “Cómo vencer a las bestias más peligrosas de D&M”

Mantícora

Las Mantícoras son de las criaturas más temibles que podemos encontrar, a pesar de ser familiares entre sí (cuidan a su progre y se emparejan de por vida) son criaturas poderosas con cuerpo de león y alas de dragón, su cuerpo está recubierto de gruesa y tensas espinas que por si no fuera poco terminan en una hábil y puntiaguda cola de púas. Su apariencia puede ser temible pero su voracidad es acompañada por una inteligencia y lógica inigualable. Como información importante a la hora de enfrentarte a una mantícora en Dungeons & Dragons lo mejor es esperar su ataque de púas con un buen escudo o protección, una vez lance sus púas (id con cuidado, son venenosas) los ataques rápidos y furtivos suelen ser eficaces, inmovilizarlo debe ser una prioridad para impedir su vuelo.

Si quieres saber las características concretas de las Mantícoras puedes leer nuestra sección “Cómo vencer a las bestias más peligrosas de D&M”

Gigantes

Gigantes dragonez y mazmorras

Los gigantes son un enemigo recurrente en la mayoría de historias de Dungeons & Dragons, hay muchos tipos, culturas y regiones donde habitan los gigantes. La mayoría de ellos dada su obvio portento físico no han ejercitado demasiado el arte de la diplomacia y suelen tender a carecer de una inteligencia considerable aún así su tamaño y su fuerza conjuntamente a su capacidad atlética considerado el tamaño de sus cuerpos los vuelve enemigos temibles. La mejor recomendación es no enfrentarse a ellos pero cómo va a ser obvio que tarde o temprano tendrás que hacerlo te recomendamos hacerlo desde la distancia, la magia siempre ayuda en estos casos pero la mejor opción si duda es el engaño así que más os vale que vuestro carisma sea apto para estos enfrentamientos. ¡Mucha Suerte!

Si quieres saber las características concretas de los Gigantes puedes leer nuestra sección “Cómo vencer a las bestias más peligrosas de D&M”

Como es obvio los Dragones en Dungeons and Dragons son la columna vertebral por eso hemos pensado que lo correcto es dejarles una sección personalizada para cada uno de los tipos de dragones más comunes que podemos encontrar en nuestras aventuras. 

LOS DRAGONES DE MAZMORRAS

Cómo un juego llamado Dungeons & Dragons cabría esperar que contará con un extenso lore alrededor de esta majestuosas bestias y Dragones y Mazmorras no lo deja atrás y en tu juego de roles vamos a explicar toda su historia porque aunque creas que no vas a enfrentarte a ellos nunca dada su escasez ten por seguro que vuestro master buscará la forma de que custodien algún lugar repleto de tesoros y poder. 

Para entender a los Dragones de D&D lo primero que tenéis que imaginaros son los mitológicos dragones tradicionales tanto del extremo oriente como en occidente, una vez tenéis en imagen estos dragones hay que hacerlos más inteligentes, más poderosos y con capacidad para hablar las lenguas comunes y tendréis un Dragón de D&D. Dicho esto, los dragones , salvo algunas excepciones, se dividen en dos grandes especies, los cromáticos y los metálicos.

Estos dragones son considerados como la primera raza en existir , en la mitología se cree que proceden del Padre de los Dragones, Asgorath y los creó a su imagen y semejanza (¿os suena algo esta historia?). De sus primeras creaciones destacan Bahamut y Tiamat y como Caín y Abel, no pudieron evitar enfrentarse.

Poca historia podemos saber de aquellos tiempos donde los dragones copaban el universo, pero según cuentan los dragones más antiguos ambos hermanos se enfrentaron creando así el espacio del bien y del mal. Por su parte, Bahamut el Gran Dragón Platino representa el espacio del bien frente a su hermano Tiamat que engloba todo el mal, este enfrentamiento dejó a Tamarit encerrado en el Averno.

Dicho esto, este conflicto generó consecuencias inimaginables, de ambos nacieron las que desde siglos continúan siendo las especies más poderosas: Los dragones cromáticos y los metálicos.

Los dragones cromáticos

Bestia dragon dungeons and dragons

Los Dragones cromáticos son las especies más crueles de la faz del universo, gracias a sus poderes esclavizan, atemorizan y gobiernan al resto de razas inferiores sin temor alguno. Son codiciosos y en sus tesoros y poder reside su estatus entre su especie, de sus brillantes y perversas mentes surgen los planes más terribles que uno pueda imaginar para apropiarse de tesoros y poder. 

Los dragones cromáticos se dividen en cinco subespecies con características similares entre sí

Dragones Blancos

Los dragones blancos son característicos de los lugares más fríos de los Reinos, se les considera intelectualmente inferiores a sus congéneres pero aún así no carecen de inteligencia alguna. Su poder reside en su poderío físico (a pesar de su reducido tamaño) y su habilidad para generar conos de aliento gélido congelando a sus víctimas en el acto. Su mayor debilidad es su inteligencia, aunque no se les debe descuidar.

Dragones Verdes

Los dragones verdes son posiblemente los dragones más espabilados y astutos de la faz de la tierra, son sibilinos y agudos. Suelven vivir en cavernas en frondosos bosques, su mayor poder reside en su capacidad de manipulación de las razas inferiores para que hagan lo que él desea sin siquiera saberlo. Sus características principales en su capacidad de manipular las situaciones a su antojo haciendo uso de su inteligencia y su aliento venenoso capaz de matar cualquier ser (una vez más) en el acto.

Dragones Negros

Los dragones negros son probablemente los dragones menos buscados, viven en lugares tétricos y oscuros como ciénagas y pantanos. Son los más crueles ya que disfrutan del sufrimiento y dolor de sus víctimas, suelen ser los más directos en sus intenciones y no rehuyen un enfrentamiento con quien sea. Su característica principal en su habilidad para escupir un corrosivo ácido a más de ocho metros de distancia.

Dragones Azules

Los dragones azules son la especie más solitaria de todos, habita lugares desérticos en las profundidades de desiertos inhabitables. Su debilidad reside en su orgullo, son tan orgullosos que cualquier desprecio les nubla el juicio, la mejor forma de enfrentarse a ellos es tocado este punto débil pero atentos, no hay dragón más veloz y ágil en todo los Reinos. Su habilidad principal es el lanzamiento de rayos.

Y para terminar tenemos a, con seguridad, el dragón más poderoso de todos.

Dragones Rojos

El dragón rojo es dominador del fuego y como es obvio vive en volcanes su avaricia no tiene rival incluso frente a sus otros congéneres, suele influir en las razas inferiores de su entorno esclavizándolas y gobernándolas con crueldad. Son depredadores y los más activos de todos, buscan presas poderosas a las que vencer y robar sus tesoros a la par que aumente su fama y ego. Si debes enfrentarte a un dragón rojo es recomendable que busques cualquier medio para huír de ellos pues no se conoce ningún ser inferior que le haya logrado vencer, ni siquiera un dragón metálico.

Los dragones metálicos

Dragones metalicos D&D

En los dragones cromáticos encontramos la otra moneda de la draconidad de la especie obviamente, como toda su especie, su ego y avaricia prevalecen en sus rasgos pero no tienen ese afán de crueldad innecesaria que sus compañeros congéneres de colores llameantes, a veces, dada su sabiduría es difícil entender sus actos a pesar de ser actos movidos por el bien común.

Estos dragones buscan más las riquezas del conocimiento que del material, son investigadores y exploradores. Los dragones más ancianos disponen del poder de la transformación pudiendo adoptar apariencias distintas y de esta forma manipular, convencer y ayudar a otras razas inferiores pasando inadvertidos.

Esta especie se divide en cuatro subespecies; oropel, bronce, plata y oro.

Los Dragones de Oropel

Los dragones de Oropel son los dragones más débiles de todas las especies metálicas (y yo diría que en general). Deben su vida a los placeres mundanos, suelen entremezclarse entre sociedades aristocráticas y disfrutan de la fiesta y el amor. Son una especie de bardos ya que comercian con sus conocimientos a cambio de más conocimientos y pacifistas.

Los dragones de Cobre

Los dragones de Cobre son de naturaleza normalmente buena, amantes del buen humor y las bromas pero no pueden abandonar su naturaleza codiciosa y siempre reclaman recompensas por su ayuda o consejo.

Los Dragones de Bronce

Los Dragones de Bronce son marítimos, viven en mares y océanos y sienten amor por las poblaciones costeras y sus habitantes, suelen ser adorados por estos ya que se convierte en su protector. Son la especie más caballeresca de todas, luchando por sus valores e ideales sin temor a la muerte. 

Los Dragones de Plata

Los dragones de plata son muy sociables y suelen interactuar abiertamente con el resto de razas inferiores, tienen una predilección por su forma humana frente a su forma natural. Tiene una disputa constante con sus alter egos, los dragones rojos, a causa de su común hábitat en lo alto de las montañas pero a diferencia del los rojos suelen buscar ayuda en otros dragones de plata o humanoides para enfrentarse a los, habitualmente, más poderosos dragones rojos.